Aprendejuegos: Ciencia para peques, explorando la flotabilidad de los objetos


Ciencia para peques, explorando la flotabilidad de los objetos

Hoy presentamos una actividad sencillita, sencillita, pero que les encantará y muy educativa, "Ciencia para peques, explorando la flotabilidad de los objetos". Una manera asequible de acercarse a la física desde el enfoque de la pedagogía Montessori.

Para empezar necesitarás un cesto con diferentes objetos caseros con propiedades diferentes, como podéis ver nosotros usamos un corcho, una cucharilla, un clip, una avellana, una almendra, una nuez (nos gusta que tengan siempre a mano frutos secos de cáscara para picotear entre horas), una llave, una pajita, un pedazo de cable, una moneda y una hoja de laurel. Un cuenco con agua, dos cuencos más pequeños para clasificar los objetos, un par de trozos de papel o cartulina para hacer los cartelitos de "FLOTA" y "NO FLOTA". Todo esto lo presentamos sobre un tapete (para ayudar a fijar la atención en la actividad concreta), lo acompañamos de un trozo de papel, para limpiar las posibles salpicaduras, y un paño, para secar los objetos y las manitas.

El niño va clasificando cada objeto tras probarlo en el agua.
Una vez dispuestos todos los elementos sobre la mesa, procedemos a presentar la actividad. Para ello pedimos al niño que observe lo que nosotros hacemos. Con movimientos lentos cogemos uno de los objetos, lo introducimos en el agua y decimos "FLOTA!" o "NO FLOTA!" según sea el objeto. Lo sacamos del agua, lo secamos bien con el paño y lo depositamos en el cuenco que corresponda volviendo a repetir la propiedad que hemos observado "FLOTA" o "NO FLOTA"

Después de unas cuantas pruebas, devolvemos los objetos de los cuencos al cesto y ofrecemos al niño la posibilidad de hacerlo él  "¿Quieres probar?" o "ahora tú", si ya había mostrado interés por participar en la actividad.

La presentación de la actividad es fundamental, los niños son grandes imitadores y si tratamos el asunto con una gran tranquilidad y ceremonia, esta será la actitud que tomarán frente a ella minimizando el riesgo de accidentes y el uso inapropiado de los objetos presentados.

Así reaccionan cuando un objeto que esperaban que flotase
 se hunde. Impresionante!
Que nos os sorprenda que una vez terminados todos los objetos quieran repetir varias veces la actividad o buscar nuevos objetos por la casa.
Podéis "jugar" a buscar un objeto con una propiedad concreta entre sus juguetes, a adivinar qué ocurrirá con cada objeto nuevo antes de echarlo al agua, ...

A medida que los niños van creciendo se puede "sofisticar" el juego tomando notas, usando líquidos diferentes (agua dulce y salada), etc.

Este juego tan sencillo les encantará, además de acercarles de forma manipulativa al mundo de la ciencia y la física. Por si fuera poco, clasificar objetos es un gran ejercicio de pre-matemáticas, ¿Qué más se puede pedir?

¿Qué os parece?, ¿Os animáis a acercar la ciencia y la física a los más pequeños?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada